Dolores localizados

TRATAMIENTOS PARA LA LUMBALGIA

Tratamientos Lumbalgia en Clínica Heilsa

La lumbalgia es un dolor localizado en la zona lumbar o espalda baja que representa una de las principales causas para acudir a un centro de fisioterapia en Barcelona.

Se trata de una dolencia relacionada con la estructura músculo esquelética de la columna vertebral y suele aparecer con más frecuencia con el envejecimiento.

Causas

Una de las causas más comunes de la lumbalgia aguda es la distensión que puede darse de algún ligamento o músculo de la espalda. Puede desencadenarse al levantar algún objeto pesado o simplemente al realizar algún gesto que puede ser de lo más habitual.

En la mayoría de estos casos es causado por contracturas musculares o por una mala higiene postural. El dolor puede ser leve o severo. En algunos casos se encuentra un espasmo o contracción muscular de toda la musculatura de la parte inferior de la espalda acompañado por un intenso dolor en reposo.

Síntomas

La característica principal de la lumbalgia es un dolor punzante y generalizado en la parte baja de la espalda. El dolor puede ser leve o severo. En algunos casos se encuentra un espasmo o contracción muscular de toda la musculatura de la parte inferior de la espalda acompañado por un intenso dolor en reposo.

Si el dolor llega a las extremidades inferiores podemos hablar de ciática y, produciendo una sensación de adormecimiento o de falta de fuerza en las piernas.

Nuestros Tratamiento de Fisioterapia

  • Terapia manual
  • Masaje de descarga
  • Mantener una vida activa
  • Tecarterapia
  • Neurodinámica
  • Vendaje Neuromuscular o Kinesiotape
  • Termoterapia
  • Ejercicios de fuerza: concéntricos / excéntricos / isométricos
  • Puntos gatillo miofasciales
  • Punción seca
  • Electroestimulación / TENS
  • Acupuntura
  • Entrenamiento personal
  • Mantener un buen CORE

¿Cómo puedo prevenir la Lumbalgia?

Si hemos pasado por una crisis de lumbalgia y no queremos repetir debemos:

  • Evitar el sobrepeso. Si tenemos problemas de peso debemos perder esos kilos de más para que esto no afecte a nuestra espalda.
  • Evitar pasar más de dos horas en una misma posición.
  • Acudir al fisioterapeuta para realizar un tratamiento de mantenimiento.
  • Realizar ejercicio de forma regular tanto aeróbico (bicicleta o correr) como otros más específicos para el estiramiento de nuestros músculos como Yoga o Pilates.
  • Hacer abdominales y lumbares para fortalecer el músculo.
  • Sentarnos de manera correcta en ángulo de 90 grados.
  • Agacharse o levantar objetos del suelo flexionando las rodillas, no el tronco.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *